El vestido de Paloma

Paloma, ay mi Paloma!! un torbellino de felicidad, siempre llegaba a nuestro atelier con una sonrisa, emocionada, pero sobre todo transmitía paz, por ello, rápido nos hicimos cómplices. Y al conocer a su madre, entendí todo. El lazo tan fuerte que las une, las hace ser maravillosas a las dos.

Que lujo fue conocerlas, vestirlas a ambas y hacerme participe de este gran día

Fotografía Alberto Quero

SU VESTIDO

Paloma es una novia enamorada del arte, creo que por ello nos entendimos a la perfección y a la hora de diseñar su vestido solo me dijo dos cosas, «Quiero sentir que mi falda flote, que vuele cuando camine, y quiero llevar toques en color burdeos».

Empece a crear su vestido y rápidamente se decanto por uno de los bocetos; un diseño ligero, en gasa de seda y crepe, con un cierto aire griego, sexy y sobre todo cómodo.

Creamos un escote profundo en uve, al igual que en la espalda, cubierto con gasa de seda drapeada y enmarcado con una blonda bordada que también utilizamos para hacerle unas mangas caja. La falda, cortada en capa y cola tableada creaba la sensación de que flotaba.

El burdeos lo dimos bordando a mano unas pequeñas flores de cristal en la blonda de los escotes y las mangas. Y los botones de la falda los forramos con el mismo terciopelo burdeos con el que le hicieron los zapatos.

SUS COMPLEMENTOS

Las joyas, heredadas de su abuela en oro amarillo, con mucho valor sentimental, eran perfectas.

El tocado, una peineta de piedras de cristal y perlas, todo en color champan, de mi querida Maje, de L´Maje.

Los zapatos no podrían ser otros, que las sandalias icónicas de Salo Madrid, en terciopelo burdeos y con lazo en el empeine.

El ramo, un gran ramo a tono con toda la estética de la boda y de su look, en eucalipto y rosas granates entre otras.

Fotografía Alberto Quero

LA CEREMONIA

El día 29 de junio llego con tanta fuerza que sol irradiaba más luz que nunca, tanto que en Jaen ese fin de semana tubo una ola de calor que hizo que la ceremonia se retrasara una hora…

Llego el atardecer y tras el, llegaron los novios a El Carmen de San Cristobal, donde se darían el SI QUIERO, acompañados por todos los suyos y rodeados por un mar de olivos, bañados con los últimos rayos del sol del día, lo que provoco una atmósfera mágica.

Después de la ceremonia, llego el momento de disfrutar de una gran fiesta, la fiesta del amor de Paloma y Nacho…

En este día tan especial, no podía faltar la música, sabéis por qué? porque ellos se habían conocido tres años antes, en el festival Mad Cool.

Los novios decidieron llevar su pasión por la música a su boda y para el cockatail eligieron a un grupo femenino de música latina, para amenizar la copa de bienvenida, después en la barra libre eligieron a un grupo flamenco y para terminar la noche contrataron a un Dj con el que se desmelenaron junto a sus amigos como aquel día en el que se conocieron.

Fotografía Alberto Quero
Fotografía Alberto Quero
Fotografía Alberto Quero

Fueron muchos los momentos inolvidables y las sorpresas vividas por todos amigos y familiares.

Y sé, que fue un día inolvidable para Paloma y Nacho que no paran de recordar y que siguen saboreando gracias a todos los momentos que fueron capturados por Alberto Quero.

Yo por mi parte solo puedo dar GRACIAS por tener en mí taller a clientas como Paloma, que ahora más que clientas, son amigas.

¡¡ que vivan los novios!!

Cita previa

hola@jorgedelarosa.es

649646036

Para conocer nuestro atelier de Madrid,

Calle San Bernardo 72 bis, 3-4. Madrid.