El vestido de Paloma

Paloma, ay mi Paloma!! un torbellino de felicidad, siempre llegaba a nuestro atelier con una sonrisa, emocionada, pero sobre todo transmitía paz, por ello, rápido nos hicimos cómplices. Y